Viajar en autocaravana

Gracias al mercado de autocaravanas de segunda mano baratas viajar a nuestra manera está al alcance de todos. Atrás quedaron aquellos tiempos en que para adquirir una autocaravana había que hipotecarse de por vida, ahora se encuentran al alcance de cualquier bolsillo.

Viajar en autocaravana es una de las experiencias más personales que podamos encontrar, significa viajar sin prisas, sin agobios y sin preocupaciones: a nuestro aire. Con una autocaravana podemos proyectar un viaje o ir “a lo que salga”. Como llevamos la casa con nosotros podemos elegir pernoctar en una playa, en el monte, en el centro de un pueblo o al pie de un monumento –mientras la legislación lo permita–, al ser un vehículo vivienda está completamente equipada para hacer vida en ella, incluso las autocaravanas de segunda mano baratas están provistas de todo lo necesario para ser una vivienda autónoma teniendo camas, mesa, baño, cocina, frigorífico y calefacción. ¡Hasta microondas y televisor pueden llegar a tener!

Una de las dudas que asaltan al futuro propietario de una autocaravana es cuál comprar: ¿grande o pequeña? ¿nacional o de importación? ¿perfilada o integral? ¿tal vez una capuchina? La solución, aunque no sencilla, se debe plantear desde un principio en qué queremos hacer con ella, es muy diferente utilizar la autocaravana cuatro fines de semana al año que vivir por largos períodos en ella, hacer recorridos cercanos o pretender llegar al fin del mundo.

La solución más simple es dejarse aconsejar por un experto como Camperdadi, donde aclararemos todas las dudas que se presenten. Otra opción muy práctica es registrarse en uno de tantos foros que existen sobre el tema y pedir opiniones a propietarios que llevan muchos kilómetros a la espalda. Nada como la insustituible voz de la experiencia para evitar meter la pata y lograr el vehículo más adecuado para nuestros planes.