Que la lluvia no te agüe tu viaje en carretera

lluvia en carretera

¿Cuál es la gracia de un viaje en carretera? En otros posts hemos hablado de la libertad que supone poder ir a cualquier lugar con autocaravana y vehículos camperizados, y la comodidad que suponen en muchos niveles. ¿Pero qué pasa cuando preparamos un viaje de carretera y las condiciones meteorológicas no son las que esperábamos?

Tranquilo, que la lluvia no te agüe tu viaje.

Si estás pensando en alquilar una caravana o una autocaravana, pero te preocupa que la lluvia aparezca en el momento menos oportuno, aquí te traemos algunas recomendaciones a tener en cuenta, con las que podrás sacar el máximo partido a tu aventura.

Viaja en caravana en días de lluvia con estos consejos

Cuando sales a la carretera, nunca sabes con qué te vas a encontrar. Por eso, es importante que vayamos preparados ante cualquier adversidad.

En este caso, hablamos de la lluvia, un factor meteorológico que puede resultar peligroso, pero que si aprendemos a gestionar, puede resultar de lo más exitoso.

Para ello, te proponemos una serie de consejos a tener en cuenta en días grises:

  • Revisión del vehículo y puesta a punto. Lo primero que debemos hacer antes de viajar, haga frío o calor, es asegurarnos de que nuestro vehículo está en buenas condiciones. En el caso de las caravanas y autocaravanas de alquiler que ofrecemos en Camperdadi, nosotros nos encargaremos de corroborar que todo se encuentre en perfecto estado.
  • Tener siempre un plan B, C y D. Las rutas alternativas son importantes cuando haces un viaje de carretera, sobre todo cuando no sabes si la lluvia puede jugarle una mala pasada a tu ruta.
  • Llevar siempre una batería de repuesto. Lo agradecerás.
  • Conduce con precaución. Esto es algo que hay que hacer siempre. Y si la falta de visibilidad o las condiciones del terreno te impiden circular con normalidad, lo mejor será parar en el área de servicio más cercana hasta que la situación mejore.
  • ¿Qué pasa con los charcos? Son peligrosos, porque puedes perder el control del vehículo al pasar por encima, así que reduce la velocidad y sujeta bien el volante.
  • En caso de tormenta eléctrica, es conveniente desenchufar aparatos eléctricos, sobre todo los que van conectados a las antenas del exterior. Recuerda que debes permanecer en el interior del vehículo con puertas y ventanas cerradas, aislado de la chapa metálica del exterior.

Lo mejor de este tipo de viajes es que vayas donde vayas, y haga el tiempo que haga, siempre vas a tener un buen lugar en el que resguardarte.

Como último consejo, disfruta de la lluvia. Porque la gracia de un viaje de carretera no es solo el destino, sino también el trayecto: mirar desde dentro como cae la lluvia, contemplar la magnificencia del paisaje, escuchar las gotas caer sobre el vehículo y verlas chocar y resbalar en tu ventana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *